A propósito de una reunión...

A propósito de una reunión...

Alrededor de 500 directivos de nuestras escuelas volvían a soportar hace días con disciplina y resignación estoica el implacable y habitual bombardeo de leyes y “normas”; y a padecer agobio imaginando sus consecuentes e ineludibles “deberes” (¿serán estos los “deberes” que deben suprimirse?)… “Organización y evaluación en ESO-Bachillerato” retorcidas y ya casi inviables en la práctica; controles utópicos del personal, o complejos temas laborales; “instrucciones” sobre servicios, actividades, admisiones, conciertos,…limitantes, problemáticas y para cualquier cosa. Luego, las amenazas de aspectos legales conflictivos y poco negociables: legislación en materia de género, e incluso con los deseados pactos escolares…

Me pregunté con qué espacios de serenidad, tiempo y sobre todo necesaria autonomía podían contar esos “heroicos” directivos para atender algo más que a la cumplimentación de “papeles” y por supuesto para dedicarse a los temas esenciales (personas de alumnos y docentes; educación, innovación y pedagogía; pastoral e identidad de sus escuelas…). Y comprendí, a pesar de la profesionalidad y consecuencia de aquellos animosos directores, el continuo murmullo y cierto disgusto en el ambiente; o a quienes en las butacas de detrás comentaban la preferencia del pago de sanciones a la aplicación de algunas normas; y al director amigo, agudo e inteligente, que a la salida de la reunión me felicitaba por mi jubilación en estas responsabilidades.

Buscando la primera boca de un Metro y liberarme en la calle con el agradable y sereno ambiente del otoño, me volví a plantear la razón básica de esta, a mi entender, cada vez más cerrada y sin salida organización educativa. Pensé que esa razón debía “bocearse”, “interiorizarse” y empezar de verdad a “neutralizarse” superando fáciles disculpas de utopía: Nuestro sistema educativo está encorsetado, excesivamente dirigido y tutelado, organizado hasta el extremo desde el Estado y la respectiva y celosa comunidad autónoma.

La “estatalización” de la educación normaliza y burocratiza todos los procesos de la actividad docente anulando cualquier iniciativa en los centros y dificultando su capacidad educativa. No deja margen para una “autonomía” en la gestión que por otro lado se siente cada vez más como imprescindible y necesaria… Produce agobio multiplicando los frentes o trabajos impropios; y mata en su raíz la “calidad” al dificultar la adaptación pedagógica a personas y ambientes, o al hacer imposible una “innovación” seria. Por otro lado cansa y quema a los educadores poniendo a prueba su misma vocación pedagógica. ¿Cómo no comprender desde aquí que los mismos “servicios administrativos” deriven de forma creciente trabajos a los centros; o la necesidad de “motivar e implicar” continuamente para mantener el ánimo de los profesionales;… cómo en fin no entender el fracaso de nuestra escuela, la burocracia que nos invade y devora el auténtico trabajo educativo?.

Vaya hoy desde aquí nuestro grito sentido y profundo: necesitamos aire fresco, espacios y horizontes, primavera, más vida…; necesitamos LIBERTAD y AUTONOMÍA en la Escuela.

José Antonio Zazo Sánchez
Responsable de FP en ECM

Rate this blog entry:
8

Related Posts

Comments

 
No comments yet
Already Registered? Login Here
Guest
Monday, 22 April 2019

Newsletter

Location

C/ Hacienda de Pavones, 5 2ª Planta
28030 Madrid.
Direccions:
Metro: Línea 9 - Artilleros Station
Bus: lines 20, 30 y 32

Contact Information

Contact and resolves doubts you have doubts.

  • Phone: +34 913288007
  • Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Buscador de Centros ECM

Buscador de Centros ECM
App Buscador ECM Google Play
App Buscador ECM Apple Store

Social Networks

We are in social networks. Follow us and stay informed.
twitter Facebook Youtube