Dirigir colegios es como ser regidor de un ayuntamiento, no pequeño

Dirigir colegios es como ser regidor de un ayuntamiento, no pequeño

Desde hace años se intenta usar a la escuela como “apagafuegos” de cualquier tipo de incendios. Hay que hacer educación sexual: que la haga la escuela. Prevención de las adiciones “de eso se debe ocupar la escuela”; La educación vial: se debe hacer en el colegio”. Y así un largo etc.

Y sin embargo lo que si podemos afirmar, es que dirigir un colegio es algo así como ser alcalde de un pueblo o una ciudad:

  • En un colegio también puede romperse una tubería, o haber un apagón de luz, o no funcionar un día la calefacción…, y encima aguantar las quejas de los padres…
  • Y no digamos lo que supone un corte de electricidad de solo un par de horas. Bueno, y en el día de hoy, una simple caída de la Red que nos deja unas horas sin internet…
  • Puede haber un día con tres o cuatros profesores de baja de manera inesperada y provocar un caos en la organización del colegio.
  • Y por supuesto, no es nada raro, ni tampoco generalmente con mayores consecuencias, que un alumno/a se rompa un brazo, tenga un esguince en una pierna, se rompa un diente o choque contra otro y le crezca un aparatoso chichón.

Y como en los ayuntamientos:

  • Hay “política económica”: cuadrar las cuentas con unos presupuestos en los que no te permiten controlar los ingresos, pero no te exonera de ninguno de los gastos necesarios.
  • Hay que tener contentos a los electores: Hay padres que ciertamente colaboran con el colegio, pero también otros que parece que su puesto está en la oposición.
  • Hay que atender a las quejas ciudadanas: y hay familias convencidas de que su hijo recibe un trato agresivo por parte de sus compañeros o injusto por parte de sus profesores. 
  • No se puede olvidar el marco organizativo: y hacerlo de tal manera que encajen las horas necesarias, las exigencias –a veces justas y otras caprichosas- de los profesores, y hasta en ocasiones puntuales a las “exigencias ocurrentes de un/a inspector/a iluminado/a”. 
  • Y hasta nos afecta el tema del paro y lo recortes: cuando –nada raro en las ultimas décadas- cambia la ley de educación y hay profesores que pasan de ser indispensables para impartir ciertas materias a convertirse en “inservibles” para la nueva situación. 
  • Y luego están las relaciones con las distintas administraciones: las licencias y permisos que “dicen” son para velar por nuestra seguridad, un montón de papeleo y burocracia, que nos deja semi-paralizados. O a veces te encuentras alguna “autoridad de la administración educativa” que te recuerda que “ellos son la ley y “tienen la sartén por el mango”.
  • También debemos mantener nuestra centro en comunión con la Iglesia, en concreto con las parroquias del entorno y con las entidades que nos representan y defienden. 
  • Y claro, alguna vez, nuestros ciudadanos, los alumnos discuten entre ellos e incluso se pelean. Y cierto que la cosa no suele ir a mayores. Pero ahora hay dos peligros muy grandes en ellos: “El lenguaje” y la “paternidad mal entendida”. Solo hay una cosa más peligrosa que emplear la palabra “acoso” o ”bullyng”. Eso ya es un problema enorme que complica y agranda todo. Pero la complicación se agiganta cuando los padres deciden entrar en acción y tratar de arreglar ellos las “riñas” entre niños o adolescentes.

Y así como en los ayuntamientos, hay que tener un “programa” que nosotros llamamos PROYECTO EDUCATIVO” donde lo que más interesa son los “habitantes” más importantes de nuestras ciudades”: NUESTROS ALUMNOS. Por ellos, por su crecimiento, por su educación y evangelización, nosotros aceptamos este reto de servir a nuestros “ciudadanos”.

En los momentos actuales. Es normal la existencia de Equipo de Titularidad o de Fundaciones que son responsables de varios colegios. En estos casos ya más que ayuntamientos, parecen diputaciones… con variedad de pueblos, cada uno con sus propias peculiaridades y problemáticas.

Manuel Barahona Álvarez
Secretario ejecutivo de la Fundación Educación y Evangelio

Valora este artículo del blog:
7

Artículos relacionados

Comentarios 1

 
Invitado - Mª Ángeles Fernández Díaz en Martes, 21 Junio 2016 19:20

Enhorabuena Manolo, por ponerle "letra" al día a día de cualquiera de nuestras escuela.
En los colegios de ECM ocurre, como en cualquier colegio, todo lo que describes, sólo que todo esto es manantial fuente de vida en al día a día de nuestros colegios.
Nos ayuda a buscar soluciones rápidas y eficaces, a estar cerca de los que más nos necesitan, a no perder la calma, a sonreír y hacer brotar una sonrisa, a vivir en un mundo sin fronteras, a ...

Enhorabuena Manolo, por ponerle "letra" al día a día de cualquiera de nuestras escuela. En los colegios de ECM ocurre, como en cualquier colegio, todo lo que describes, sólo que todo esto es manantial fuente de vida en al día a día de nuestros colegios. Nos ayuda a buscar soluciones rápidas y eficaces, a estar cerca de los que más nos necesitan, a no perder la calma, a sonreír y hacer brotar una sonrisa, a vivir en un mundo sin fronteras, a ...
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Miércoles, 13 Diciembre 2017

Subscripción al Newsletter

Localización

Teléfono: +34 913288007
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

C/ Hacienda de Pavones, 5 2ª Planta
28030 Madrid.

Metro: Línea 9 - Estación Vinateros
Bus: líneas 20, 30 y 32

Buscador de Centros ECM

Buscador de Centros ECM
App Buscador ECM Google Play
App Buscador ECM Apple Store

Redes sociales

Estamos en las redes sociales. Síguenos y mantente informado.
twitter Facebook Youtube flirck