Escuelas Católicas de Madrid

Escuelas Católicas lamenta las palabras desalentadoras de la Ministra de Educación con respecto a la enseñanza concertada

Defiende que la asignatura de Religión esté en igualdad con el resto y sea evaluable

Escuelas Católicas quiere expresar su indignación y preocupación al conocer las líneas maestras del proyecto educativo de la ministra de Educación, Isabel Celaá. Sus palabras de hoy, en la Comisión de Educación del Congreso, con respecto a la enseñanza concertada y a determinados temas incluidos en la propuesta de Pacto Educativo, causan inquietud y desaliento en un sector educativo que representa al 26% del sistema educativo español.

Sorprenden hoy estas declaraciones cuando la propia Ministra, hace pocas semanas, en la toma de posesión del Secretario de Estado de Educación, ofreció diálogo y voluntad de alcanzar un Pacto Educativo estatal y, ahora, defiende planteamientos que atacan frontalmente a los principios de libertad de enseñanza y que generan división, preocupación y controversia en el ámbito educativo.

Escuelas Católicas lamenta el anuncio de querer cambiar, sin el mínimo consenso, la LOMCE para quitar peso a la enseñanza concertada y recuerda, en este sentido, que el Artículo 27.1 de la Constitución reconoce en plano de igualdad el derecho de todos a la educación y la libertad de enseñanza. Una libertad de enseñanza que implica, por una parte, la libertad de creación de centros y, por lo tanto, de oferta de un proyecto educativo concreto; y por otra, la libertad de las familias a elegir el tipo de centro conforme a sus convicciones y deseos para sus hijos. Para hacer posible el ejercicio de estos derechos en todas las capas sociales, en una enseñanza obligatoria y gratuita, es imprescindible la financiación pública en los centros que cumplan los requisitos constitucionales.

Asimismo, niega rotundamente que la LOMCE favorezca a la enseñanza concertada (no hay más que revisar los artículos referidos a la FP básica, los ciclos formativos o las condiciones del profesorado, por ejemplo), y subraya que la referencia a la “demanda social” en el Artículo 109 únicamente reconoce que, entre los criterios empleados en la programación de puestos escolares, se tienen que tener en cuenta las decisiones de los padres a la hora de elegir centro.

Dicha “demanda social” es plenamente coherente y consecuente con el Artículo 27 de la Constitución, tal y como ha señalado recientemente el Tribunal Constitucional. Con otras palabras, no se puede programar la enseñanza de espaldas a los derechos de los titulares y las familias. Los poderes públicos están obligados a posibilitar el ejercicio de los derechos por parte de los ciudadanos. Su misión no es dirigir la opción de las familias, obstaculizando el ejercicio de los derechos de los padres, sino tener en cuenta precisamente la elección que éstos realizan (Artículo 9 de la Constitución).

Asignatura de Religión

Por otra parte, en cuanto al anuncio de que Religión dejará de ser asignatura computable, Escuelas Católicas sigue defendiendo la necesidad de que se mantenga como materia curricular, no solo en base a los Acuerdos vigentes suscritos con la Santa Sede, que consideran la Religión como una asignatura equiparable al resto, sino también porque el Artículo 27.2 de la Constitución establece que el objetivo principal de la educación es la “formación integral de la persona”. No es concebible conseguir este objetivo omitiendo todo lo que tiene que ver con la Religión, la Historia de las Religiones o, incluso estudiar las formas en las que las distintas civilizaciones han afrontado el sentido de trascendencia.

Por consiguiente, Escuelas Católicas continuará sosteniendo que la Religión siga siendo una asignatura curricular (no confundir con “catequesis”), análoga al resto de asignaturas y, por lo tanto, evaluable y computable.

Maratón por la innovación

Por séptimo año consecutivo, los profesores de los centros de Escuelas Católicas de Madrid (ECM) han dedicado los últimos días de curso a formarse en metodologías innovadoras, a través de los cursos que concentra el Campus “Moving-On”.

En el marco del Programa Innovación 43,19 de ECM, el VII Campus “Moving-On” ha propuesto 24 cursos que han contribuido a transformar la cultura educativa de nuestros centros durante el curso 17-18 y que tratan -entre otras técnicas innovadoras- el Aprendizaje cooperativo, la Gamificación, la Disciplina positiva, la creación de blogs e infografías en el aula, el Taller de ajedrez educativo o la Mediación escolar.

Esta vez, el Campus “Moving-On”, desarrollado del 2 al 5 de julio en el Colegio Chamberí, ha alcanzado su récord de asistencia, reuniendo a 289 profesores de la red de centros ECM, lo que amplía a más de 3.000 el número total de docentes que ya se han formado en dicho Campus, con el objetivo de ofrecer una respuesta adecuada a las crecientes y cambiantes demandas sociales.

El programa Innovación 43,19 impulsa, anima y acompaña a los colegios que quieren transformar su cultura educativa, siguiendo las líneas metodológicas de éxito que han conseguido la transformación educativa en muchos centros escolares de toda Europa, y en línea con las propuestas educativas de la OCDE y el Consejo de Europa.

Alarma en las comunidades educativas de los colegios de Educación Especial

Dos proposiciones de ley en la Asamblea de Madrid proponen que la totalidad del alumnado con necesidades educativas específicas severas sea escolarizado únicamente en centros ordinarios.

Los padres y madres, junto a directores y profesorado de los colegios de educación especial de la Comunidad de Madrid, han iniciado una campaña de recogida de firmas para lograr que las propuestas legislativas tramitadas en la Asamblea de Madrid respeten el derecho de elección de las familias y la existencia de los colegios específicos de Educación Especial.

Durante la mañana de hoy, los titulares y directivos de los centros de Educación Especial pertenecientes a Escuelas Católicas de Madrid han mantenido una reunión urgente, para analizar las dos proposiciones de Ley que han comenzado a tramitarse en la Asamblea de Madrid. Ambas propuestas, una a partir de una iniciativa popular y la segunda planteada por el grupo parlamentario de Podemos, pretenden imponer la escolarización de la totalidad del alumnado con necesidades educativas específicas en centros ordinarios, lo que supondría la desaparición de los actuales colegios públicos y privados específicos de Educación Especial.

Según se ha manifestado durante la reunión, el clima de nerviosismo y contrariedad entre las familias es enorme, en tanto aprecian que esta iniciativa les niega su derecho a elegir tipo de centro en el que puedan escolarizar a sus hijos. En tal sentido, indican que las familias exigen que se respete su derecho a escoger centros específicos con una vocación, medios, tradición y profesionalidad que aseguran una calidad pedagógica y emocional que no está garantizada en otro tipo de centros. Añaden, además, que la E. Especial “atiende a la diversidad, en coherencia con lo deseado por los padres, y en ningún caso fomenta la discriminación de alumnos. El que discrimina es aquel que niega la libertad de elegir lo mejor para sus hijos”.

Por tal motivo, y respondiendo a la demanda de las propias familias, se ha iniciado una campaña de recogida de firmas para hacer ver a los grupos parlamentarios, al propio gobierno de la Comunidad de Madrid, y a la sociedad en general, su oposición a esta medida y la exigencia de que se les respete su derecho a elegir centros específicos que garantizan la calidad educativa y de acogida que quieren para sus hijos.

Subscripción al Newsletter

Localización

Teléfono: +34 913288007
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

C/ Hacienda de Pavones, 5 2ª Planta
28030 Madrid.

Metro: Línea 9 - Estación Vinateros
Bus: líneas 20, 30 y 32