Escuelas Católicas de Madrid

La demanda social, lo que la gente quiere...

La demanda social, lo que la gente quiere...

Comienza el curso, y con él, el recientemente publicado número 82 de la RevistaECM recoge una interesante editorial en la que se valoran las declaraciones formuladas por la Ministra Celaá en sede parlamentaria antes del verano. Dicha editorial consideraba que aquellos pronunciamientos habían sido un error de la Ministra, más o menos intencionado, pero en definitiva un "error de cálculo" que fue rectificado días después, tras la contundente reacción social y educativa con la que fueron recibidas sus palabras.

Efectivamente, Isabel Celaá, se estrenó en sede parlamentaria con unas impactantes declaraciones en las que, haciendo uso de cierto "malabarismo semántico", especulaba con el carácter subsidiario de la escuela concertada frente a la pública, para acabar coronando dicho argumento con el anuncio de suprimir la "demanda social" como criterio de programación de los puestos escolares sostenidos con fondos públicos. En fin, una "perlita" que despertó el aplauso fervoroso de esa minoría poco sensible al sagrado derecho de la libertad individual y que, revestida de odio hacia no sé qué, sigue persiguiendo el "ideal" de esa escuela "única, pública y laica" que nos uniforme a todos por igual según sus propios criterios. Pero que también despertó, a su vez y felizmente, la condena unánime de esa gran mayoría social, a veces demasiado silenciosa, que sigue defendiendo y disfrutando su derecho a elegir, su derecho a ser diferente, su derecho a la libertad de enseñanza...

Tanto es así, y tanto peso tiene esa mayoría social que vive y bebe de la libertad, que en pocos días, incluso horas, la ministra tuvo que rectificar con el famoso "diego por digo", manifestando el consabido "fuera de contexto" (difícil cuando las palabras son grabadas y se pronuncian en el Congreso de los Diputados), aunque si bien sin abdicar de su principio de prevalencia de la escuela pública por delante de cualquier otra opción.

Pero, ¡ay amigo! Cuál es nuestra sorpresa cuando, tras el reparador descanso veraniego, Doña Isabel vuelve a sus trece o, como decíamos en aquella editorial, vuelve a tropezar en la misma piedra anunciando, en la comisión de educación del Congreso, su firme propósito de que desaparezca dicha demanda social del entramado de legislación educativa. O lo que es lo mismo: que la planificación de la enseñanza dependa de lo que quiere el político de turno, y no lo que demanda la sociedad, lo que quiere la gente...

En definitiva, y tras el verano, más de lo mismo: guiños a la turba; acto seguido, recuperación del equilibrio con mensajes sosegados que buscan el bien común; y tras el veranito, vuelta a empezar con el guiño en cuestión. Es decir, que si nos atenemos a los últimos mensajes ministeriales, este gobierno de TODOS los españoles y españolas, pretende dar la espalda al bien común, es decir, a esa pluralidad de proyectos que enriquecen el conjunto; a esa capacidad de los ciudadanos de elegir entre ellos; a esa la calidad que conlleva evitar ese tono único; a la equidad que supone que esa elección de los ciudadanos no esté sometida a las condiciones económicas de cada cual... En definitiva, nos invitan a ir hacia lo monocorde, lo monocolor, lo monótono... alejándonos en cambio de la calidad, libertad, pluralidad y equidad que nos garantiza a todos el respeto a ese criterio de demanda social.

La Ministra ha vuelto a tropezar en esa piedra. y en este caso, nuestra Ministra lo ha hecho de forma reiterada, y no por impericia o inexperiencia... Ha tropezado "a sabiendas", por mucho que luego lo disimule... Esperemos que, al igual que ocurriera antes del verano, vuelva a rectificar, porque de lo contrario, y como dice el dicho, lo mismo se hace amigo de ella, de esa piedra, y eso la enemistaría con el bien común, con lo que la gente quiere... ¡con la demanda social! Así que, señora Ministra: no se acostumbre a tropezar en ella: rectifique y de verdad... ¡Haga caso a la gente! Al fin y al cabo, esa es la demanda social que usted quiere eliminar.

Emilio Díaz
Responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales de ECM

Valora este artículo del blog:
12

Artículos relacionados

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Domingo, 21 Julio 2019

Subscripción al Newsletter

Localización

Teléfono: +34 913288007
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

C/ Hacienda de Pavones, 5 2ª Planta
28030 Madrid.

Metro: Línea 9 - Estación Vinateros
Bus: líneas 20, 30 y 32