Escuelas Católicas de Madrid

Fake

Fake

Cuando uno de los objetivos que se reivindican para nuestro sistema educativo consiste en enseñar a separar lo real de lo ficticio, a desgranar la verdad entre las mentiras..., estamos admitiendo la triste realidad de un mundo en el que éstas últimas han adquirido carta de naturaleza, formando parte de nuestro paisaje común y cotidiano.

¡Pero qué quieren que les diga...! Quizá por mi edad; quién sabe si por mis creencias; incluso cabe que por algún que otro principio que se resiste a sucumbir; el caso es que a mí, convivir con naturalidad con esta filosofía de la falsedad, me incomoda, no logro acostumbrarme... Pero si además, resulta que esta práctica la desarrolla un medio de comunicación presuntamente serio, al que consideraba en el pasado como referente de la información y opinión independiente, entonces esa incomodidad se torna en decepción profunda, en hastío, en cabreo monumental...

Algo así me ocurrió cuando cometí el error de leer la editorial de un importante diario, antes independiente y de la mañana, que bajo el título "Más apoyo a la red concertada - El plan de la Comunidad de Madrid amenaza la equidad de la educación", mantenía un planteamiento del tipo la concertada nos roba. En efecto, cuatro párrafos sin desperdicio, en los se daban por sentadas ideas que forman parte de ese "mantra" con el que los amigos del "uniforme para todos" atacan ese factor de pluralidad y variedad que supone nuestro modelo de escuela.

O sea, lo de siempre: que si "absorbe 1.200 millones a costa de la empobrecida red pública" (cuando la concertada supone un ahorro de dinero público - dinero de todos, no de unos, por cierto- de un 30 por ciento y cuenta con menos recursos personales y materiales); que si el trato a la concertada anunciado por el gobierno de Madrid "vislumbra un guiño a Vox" (partidario del cheque escolar, y no de los conciertos); que si "segrega al alumnado por sexo" (estos centros no llegan al 1 por cierto de la concertada y cumplen con la legalidad); que si "ha sabido eludir las dificultades derivadas de la nueva realidad social, especialmente el aumento de alumnos procedentes de familias desintegradas o inmigrantes" (cuando las estadísticas oficiales, tanto de la Comunidad como del Ministerio de Educación, niegan tal dato); ...

Por supuesto, este diario, como cualquier otro, tiene pleno y legítimo derecho a opinar como considere y a mantener la línea editorial que entienda oportuna, aunque esta suponga ser un felpudo del poder y de ciertos lobbys. ¡Allá ellos! Pero basar esas opiniones en “tópicos” o informaciones falaces, supone ahondar en la idea inicial de un mundo mentiroso, de un mundo lleno de peligros... Y eso, queridos amigos, ¡NO! Francamente, me entristecería enormemente comprobar que el FAKE forma parte de la línea editorial de este importante periódico.

Emilio Díaz
Responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales de ECM

Valora este artículo del blog:
7

Artículos relacionados

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 18 Octubre 2019

Subscripción al Newsletter

Localización

Teléfono: +34 913288007
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

C/ Hacienda de Pavones, 5 2ª Planta
28030 Madrid.

Metro: Línea 9 - Estación Vinateros
Bus: líneas 20, 30 y 32