Escuelas Católicas de Madrid

Carta de San Beda el Venerable a los directivos, profesores y coordinadores del Programa BEDA

Carta de San Beda el Venerable a los directivos, profesores y coordinadores del Programa BEDA

Queridos amigos y amigas del programa educativo que lleva mi nombre. Antes de nada, me presento. Soy Beda, conocido como "el venerable", santo de la Iglesia Católica. 

Como bien sabéis, hace ya algunos años que no estoy entre vosotros. En concreto, el Señor me llamó a su lado un día de mayo del lejano año 735, en pleno siglo VIII, tras casi cuatro décadas compatibilizando mi misión monacal propia de un monje benedictino, con la actividad apasionante de sentar las bases de la historia de mi tierra. No en vano me llaman el padre de la historia inglesa y el primer evangelizador de Inglaterra. Es decir, que desde hace 1254 años disfruto con el Padre de la paz y descanso eterno que se respira en la Corte Celestial.

¿He dicho paz y descanso? Pues la verdad, así venía siendo a lo largo de estos siglos de nada hasta que, durante este último decenio, miles y miles de estudiantes, profesores, familias, directivos,... me han empezado a nombrar sin cesar, vinculando mi nombre a no sé qué relacionado con la enseñanza... según creo, con la enseñanza de mi idioma materno, el inglés.

Sirviéndome de mis notables influencias aquí en la Corte (de algo sirve ser Santo y uno de los notables padres de la Iglesia) he indagado exhaustivamente acerca de qué es eso de lo que hablan ustedes pronunciando mi nombre. Según mis investigaciones, he descubierto que es un programa educativo implantado en más de setecientas escuelas cristianas de ese país del sur de Europa, tan rico y alegre, llamado España. Un programa que pretende ayudar a los colegios y profesores a enseñar mi lengua, y a los alumnos a aprenderla de forma activa y práctica. Y que persigue hacerlo con flexibilidad, respetando el resto de contenidos que el alumnado debe aprender; y siempre priorizando la misión evangelizadora que estos colegios afrontan, que es preferente respecto de todo lo demás.

También me he enterado de que es un programa muy interactivo, que exige cercanía entre los centros formando una especie de red. Y me han dicho que, en esa red, la figura de ustedes, los coordinadores del Programa, es absolutamente fundamental para el éxito y eficacia del mismo.

En fin, que me he enterado de que este programa, al que por cierto sus promotores le han puesto mi nombre sin pedirme permiso, y que a la vez es el acrónimo de Bilingual English Development and Assessment, es un ejemplo de innovación educativa y de crecimiento pedagógico, respetando lo que los niños y jóvenes deben aprender, y los principios cristianos que estas escuelas proponen y priorizan.

Por ello, y tras esta indagación, debo expresarles a todos ustedes, de forma solemne, mi más sincera felicitación y mi profunda gratitud. Felicitación porque, a pesar de haber turbado mi descanso y lograr que me pitaran los oídos, han realizado y están realizando un trabajo excelente, fundamental, eficaz e imprescindible. Enhorabuena a todas las personas involucradas en este magnífico proyecto, pero muy especialmente a todos y cada uno los coordinadores BEDA que, de forma abnegada, realizan su trabajo en sus centros.

Y por supuesto, mi profunda gratitud porque, para mí, es un altísimo honor ceder mi nombre a un programa que está contribuyendo a difundir mi idioma y mi cultura en el mundo, especialmente en España. Un programa que, como yo mismo hice, impulsa la evangelización desde el conocimiento de mi idioma y cultura inglesa.

Por todas estas razones, he decidido cederles, de forma oficial y perfectamente legalizada, mi nombre para este programa y para cualquier acción derivada del mismo. Y además, y a pesar del Brexit y de la situación económica, he decidido cedérselo gratuitamente, sin ningún tipo de pago de derechos de propiedad intelectual. Acepten YA MISMO la oferta, no vaya a ser que me arrepienta...

Directores, profesores, alumnos y, sobre todo, coordinadores del programa BEDA: sigan trabajando en esta clave de excelencia. Sigan evangelizando y difundiendo mi cultura inglesa, tal y como yo hice hace ya algún tiempo. Y sobre todo, GRACIAS por haberme tenido tan en cuenta.

¡VIVA BEDA!

Beda, El Venerable

Valora este artículo del blog:
15

Artículos relacionados

Comentarios

 
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 18 Julio 2019

Subscripción al Newsletter

Localización

Teléfono: +34 913288007
Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

C/ Hacienda de Pavones, 5 2ª Planta
28030 Madrid.

Metro: Línea 9 - Estación Vinateros
Bus: líneas 20, 30 y 32