Escuelas Católicas de Madrid

Dos no guerrean, si uno no quiere

Dos no guerrean, si uno no quiere

Vivimos tiempos convulsos. No hay más que asomarse a los medios de comunicación y, sobre todo, a esos otros "medios" que son las redes sociales, para ver que el panorama está revuelto. Por un lado, y desde la Administración central del Estado, una ministra que, con sus idas y venidas, no deja de generar dudas respecto de los propósitos reales del gobierno con la libertad de enseñanza y la escuela concertada. Por otro, el gobierno de la Comunidad de Madrid, reiterando su apuesta por la coexistencia pacífica de la escuela pública y de la privada concertada. Y por uno y otro, dimes y diretes que parecen buscar una confrontación absurda, anacrónica y ficticia.

Efectivamente: durante estas últimas semanas asistimos, no sin preocupación, a un recrudecimiento de las posturas esgrimidas por particulares y por algunas organizaciones sociales. Posturas que, embozadas en muchas ocasiones en el anonimato auspiciado en determinadas redes y medios, proponen una confrontación directa entre ambas redes; proponen una "guerra escolar"... y es que no es baladí que, en cierta reunión con organizaciones sociales, un importante representante de la escuela pública dijera que ésta se encuentra en guerra... en guerra con la concertada, habría que añadir.

Pues que pierdan toda esperanza. La escuela concertada y, por supuesto, los centros y las comunidades educativas de escuelas católicas de Madrid, están por todo lo contrario. Están por la paz. Están para educar en y para la paz. Están en construir desde la tolerancia, el respeto y la pluralidad. Están por vivir enriqueciendo, aportando y complementando en igualdad. Están por la calidad educativa, por la equidad e igualdad de oportunidades, y por la libertad para elegir la educación, sin que la economía de cada cual pueda ser impedimento para hacerlo. Están, en definitiva, por lo expresado en el artículo 27 de nuestra Constitución "cuarentañera", que viene previamente avalado por lo que hace 70 años quedó sentado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Es decir, unos cimientos sólidos con pilares con elasticidad suficiente para aguantar estos embates.

La escuela concertada afronta momentos políticos complicados, en los que, sin comerlo ni beberlo, se encuentra inmersa en el epicentro de un conflicto interesado y absurdo, promovido por otros. Pero a pesar de ello, su hoja de ruta seguirá siendo la misma: desde esos cimientos sólidos, trabajar por la mejora de la educación de nuestra región; promover proyectos educativos diferentes y plurales; optimizar sus recursos dentro de la estricta legalidad; y propiciar que las familias puedan elegir dentro de una oferta amplia y cualificada. El resto, o sea la "guerra", se lo dejamos a los "trolls" y a sus artífices en la sombra. Allá ellos, porque, como bien se sabe, "dos no guerrean si uno no quiere".

Emilio Díaz
Responsable de Comunicación y Relaciones Institucionales

Rate this blog entry:
10

Related Posts

Comments

 
No comments yet
Already Registered? Login Here
Guest
Tuesday, 22 October 2019

Newsletter

Location

C/ Hacienda de Pavones, 5 2ª Planta
28030 Madrid.
Direccions:
Metro: Línea 9 - Artilleros Station
Bus: lines 20, 30 y 32

Contact Information

Contact and resolves doubts you have doubts.

  • Phone: +34 913288007
  • Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Social Networks

We are in social networks. Follow us and stay informed.
twitter Facebook Youtube